jueves, 25 de julio de 2013

Intimidación y acoso

Definición

La intimidación y el acoso pueden ser definidos como un comportamiento hostil repetido de uno o varios niños con el fin de hacerle daño a otro. Se puede tratar de violencia física. Frecuentemente, las intimidaciones implican burlas, amenazas, etc. 

Hechos

• Los acosos resultan de un comportamiento adquirido, que no es definitivo. Según varios estudios, la mitad de los niños son acosados en algún momento de su escolaridad. Al menos el 10% de entre ellos lo son regularmente. (www.k12academics.com/sherryl_kraizer.htm - en inglés)

• La tecnología ofrece nuevas posibilidades de acoso por medio de Internet y los teléfonos móviles. Los niños que acosan utilizan cada vez más estos medios tales como los SMS e Internet. Han aparecido nuevos términos como “ciber-acoso”. (Informe mundial sobre la violencia contra los niños y niñas)

• En los Estados Unidos, el 6% de los estudiantes entre los grados 6 y 12 han experimentado el ciber-acoso. (National Center for Education Statistics and Bureau of Justice Statistics, School Crime Supplement to the National Crime Victimization Survey, 2008-2009)

• Los adultos son notificados solamente en 1 de cada 3 situaciones de intimidación o acoso.


“Poner fin a la violencia contra los niños es una cuestión urgente…
Para convertirse en una prioridad, la eliminación de la violencia contra los niños
necesita grandes cualidades políticas y un gran apoyo de la sociedad civil.”
Los adultos también deben ser usuarios de internet, conscientes y responsables y saber
dónde pueden reportar casos de pornografía infantil que fueran reportados. En el Reino
Unido, la Internet Watch Foundation, hace un seguimiento de quejas sobre material ilegal en
internet (www.iwf.org.uk). En los Estados Unidos, se puede denunciar
• la pornografía en línea en el sitio www.cybertipline.org, sitio que también es monitoreado por
el Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados. Existe un sitio web,
www.inhope.org, donde cualquier individuo puede hacer denuncias de cualquier país, en el
lenguaje de ese país. La responsabilidad de detener a los depredadores en línea es de toda la
comunidad internacional y la gente pueden hacer realmente la diferencia.