miércoles, 7 de agosto de 2019

“El delito de mayor gravedad del siglo XXI”: Qué es el grooming y por qué los especialistas están tan preocupados

"El delito de mayor gravedad del siglo XXI": Qué es el grooming y por qué los especialistas están tan preocupados


En abril de este año, la ciudad argentina de Mar del Plata fue sede de una charla abierta y gratuita sobre el grooming y arrojó algunas conclusiones que caben señalar: según el especialista Hernán Navarro, fundador y director de la ONG Grooming Argentina, se trata del “delito de mayor gravedad en el siglo 21”.

El grooming se define como el acoso sexual en Internet a niñas, niños y adolescentes por parte de adultos. Al respecto, Navarro afirmó que “existe un lado B, un lado oscuro en Internet”, por lo que “resultan necesarios estos espacios para generar concientización y prevención”.

El especialista brindó una charla abierta y gratuita organizada por la seccional Mar del Plata de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP).

[RESCATAN A UNA NIÑA DE 4 AÑOS DE UNA RED DE PROXENETAS EN ESTADOS UNIDOS]

“Hay distintos mecanismos que usa un perverso sexual, un pedófilo, al que se denomina groomer, quien durante un proceso de tiempo se gana la confianza de chicas y chicos para llevar adelante cualquier delito contra la integridad sexual”, explicó Navarro.

Este delito informático consiste en el accionar de adultos que buscan establecer relaciones de amistad con menores en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas. Existieron también casos más extremos, en los que esos vínculos pueden llegar a encuentros con consecuencias muy graves.

[LA CONMOVEDORA CARTA EN QUE LA NIETA DE ROBERT F. KENNEDY DESCRIBÍA SU CALVARIO DIARIO]

Navarro contó que en Argentina se trata de un delito que se incorporó en el artículo 131 de Código Penal, a partir de diciembre de 2013. En cuanto al aspecto legal, sostuvo: “tenemos una mirada crítica por entenderla como una norma ambigua, subjetiva desde el punto de vista de la aplicación penal, y que no alcanza a tutelar el bien jurídico protegido que es resguardar la integridad sexual de niñas, niños y adolescentes en los entornos digitales”.

“Entendemos que el grooming es la nueva modalidad del abuso sexual infantil. Chicos y chicas están siendo abusados en Internet sin contacto físico. Estamos convencidos de que es el delito de mayor gravedad en el siglo 21”, insistió.

Estadísticas sobre el grooming indican que hay “cifras negras” en materia de denuncias, es decir de casos que no llegan a la Justicia por la propia complejidad que tiene el delito, y que se suman al desconocimiento. “Hay muy pocas denuncias formales y creemos que la forma de cortar con este abuso digital es con la denuncia”, sostuvo Navarro.

Sólo el 2,8% de la población conoce la problemática, según arrojó una encuesta que realizaron especialistas del grooming. De ese porcentaje, cuando se les pide que definan grooming “puede surgir cualquier devolución, sin real conocimiento”, comentaron.

“Hay que tener en cuenta, tomando el viejo concepto de computadora, que hoy los chicos están todos los días con un celular. Por eso es que a través de cualquier dispositivo en los que haya intercambio de mensajería podemos encontrar una potencial víctima. Hemos conocido y asistido a víctimas en todas las plataformas, aunque algunas son más propensas”, expresó.

Para Navarro, “el cambio de paradigma que estamos enfrentando como ciudadanos digitales tiene que venir con la generación de conciencia del mundo adulto, dándole recursos a los chicos en función de su protección. Para eso tiene que haber formación y educación”.

“Hay padres que son analfabetos digitales y hay padres que están anestesiados en materia digital, con lo cual el objetivo de Grooming Argentina es lograr una convivencia digital segura, y que podamos repensar con quién y de qué forma se vinculan los chicos en Internet”, señaló Navarro.

“Los pibes están a un click de ser vulnerados, por eso es fundamental tomar conciencia y actuar de inmediato”, completó.
de ser tan mala..."

lunes, 29 de julio de 2019

Conozca los riesgos de los menores en los entornos digitales


Cifras de la Organización Internacional del Trabajo – OIT (2014) revelan que 21 millones de personas son víctimas de trata de personas en el mundo. La situación es aún más preocupante teniendo en cuenta que, según el Informe Global de la Trata de Personas 2018 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito -UNODC, el 30% de las víctimas de trata son personas menores de 18 años (23 % niñas y 7 % niños).
Existen distintos fines de trata, entre las que se encuentran la explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, el matrimonio servil, la servidumbre doméstica, la mendicidad ajena, el tráfico de órganos. 
Colombia es un país de origen, tránsito y destino de trata de personas, principalmente en las modalidades de explotación sexual, trabajo forzado y matrimonio servil. Existe un subregistro de datos, entre otras razones, porque existen dificultades en su identificación. En 2018, la Fiscalía General de la Nación inició 271 procesos por el delito de trata de personas y, entre enero y abril de 2019, se registraron 74 presuntos casos.
Protección de la niñez
La Fundación Renacer, UNICEF y Red PaPaz se unieron a la conmemoración del Día Mundial Contra la Trata de Personas, en el marco del proyecto WeProtect Colombia, a través del cual se promueven acciones para el fortalecimiento de capacidades para la protección de la niñez frente al abuso y la explotación sexual en entornos digitales en Colombia.


Con este propósito, comparten cinco recomendaciones para que en la casa y el colegio generemos un entorno digital más seguro para niñas, niños y adolescentes frente a la trata:
Hacer acompañamiento constante a través del uso de herramientas de control parental para monitorear los contenidos, contactos, conductas y los tiempos de conexión a Internet.
Hablar con ellos acerca de los riesgos a los que se exponen en línea, específicamente frente a la trata y la explotación sexual.
Conversar sobre las estrategias que usan los tratantes, abusadores y explotadores para contactar (o captar) a sus víctimas en Internet como ofrecer dinero, darles regalos, pedirles que guarden secretos, fotos o información personal, invitarles a fiestas, solicitar fotos o videos en poses o actividades sexuales.
Cuidadores de los menores
Los cuidadores deben ser “adultos de confianza” para las niñas y niños y promover entre ellos reglas básicas de seguridad en Internet, como las siguientes: 1) Le contaré a mi adulto de confianza si algo me hace sentir triste, asustado o confundido; 2) Le preguntaré a mi adulto de confianza antes de intercambiar información como mi nombre, dirección y número de teléfono; 3) No me encontraré en persona con nadie que haya conocido en Internet; 4) Siempre usaré buenos modales en el ciberespacio y no seré grosero ni ofensivo en línea.
Promover el uso de canales de reporte y la denuncia a través de la línea de reporte Te Protejo (la aplicación Te Protejo o en www.teprotejo.org), el CAI Virtual (www.caivirtual.policia.gov.co) o la aplicación A denunciar de la Fiscalía General de la Nación, o contactar a: www.fundacionrenacer.org o al correo fundacionrenacer@fundacionrenacer.org
Desde su puesta en marcha en mayo de 2012 y hasta junio 2019, Te Protejo ha recibido 61.384 reportes, de los cuales el 64 % son casos de material de abuso y explotación sexual infantil; 16 % de maltrato infantil; 7 % de ciberacoso y otras situaciones de vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes.
Falta mucho
Con base en los reportes de Te Protejo, en lo corrido del año 2019, el Centro Cibernético Policial ha dado orden de bloqueo a 3485 páginas web por alojar contenidos ilegales, y a través de INHOPE se ha solicitado el desmonte de 4912 contenidos de abuso y explotación sexual de personas menores de 18 años.
Para Carolina Piñeros, directora ejecutiva de Red PaPaz, “Aunque el país ha avanzado en la lucha contra la trata de personas, falta mucho por hacer, específicamente tenemos grandes desafíos por lo que implica este delito en el entorno digital, hay que trabajar aún más en prevención y en generar la cultura de la denuncia y de la cero tolerancia con los casos de abuso y explotación sexual de menores de 18 años”.
“Confío en que es posible avanzar en una cultura de la protección de las niñas, niños y adolescentes frente a la trata y la explotación sexual. Todas y todos debemos comprometernos a realizar acciones contundentes, empezando por contrarrestar la indiferencia y las justificaciones que los perpetúan”, asegura Aida Oliver, representante de UNICEF.
Ciudadanía alerta
Para Luz Stella Cárdenas, de la Fundación Renacer, “es necesario continuar fortaleciendo las capacidades de las entidades responsables de la detección y atención a las niñas, niños y adolescentes víctimas de trata con fines de explotación sexual, para garantizar un adecuado y oportuno acceso a la justicia así como un proceso efectivo de restablecimiento de todos sus derechos, especialmente a la recuperación emocional y a la reintegración social y familiar, conforme lo establece la Convención sobre los Derechos del Niño y el Protocolo Facultativo sobre la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, aprobado por Colombia el 31 de julio de 2002”.  
Desde 2018, la Fiscalía General de la Nación ha venido implementando la estrategia #EsoEsCuento que busca alertar a la ciudadanía para la prevención de la trata de personas, entregando información acerca de los tipos de ofertas que se utilizan para captar a las víctimas, promoviendo las líneas de reporte y denuncia que se pueden utilizar para alertar a las autoridades.
Si madres, padres, cuidadores y la ciudadanía en general conoce un caso o es víctima de trata de personas puede denunci

lunes, 8 de julio de 2019

El grooming es un puente hacia delitos más graves”


Diego Migliorisi, especialista en ciberdelitos, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la repercusión de su último libro, el caso de otro médico vinculado a la pornografía infantil, las diferentes penas para estos delitos, y cómo se logran las alertas para estas detenciones. “El delincuente sexual generalmente .

Diego Migliorisi, especialista en ciberdelitos, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la repercusión de su último libro, el caso de otro médico vinculado a la pornografía infantil, las diferentes penas para estos delitos, y cómo se logran las alertas para estas detenciones. “El delincuente sexual generalmente reincide en el 83 por ciento”, aseguró.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿Cuántas impresiones tiene tu último libro?

Mi último libro, que se llama "Grooming, el abuso silencioso", que es en forma de ebook, tiene como objetivo la prevención y acción ante este delito que afecta a nivel regional e internacional; es una problemática que no tiene fronteras. Hemos tenido cerca de 40 mil descargas, entre colegios, maestros, institutos de enseñanza, etc.

El libro se puede descargar por www.elacososilencioso.com de forma gratuita. Mi intención y la del coautor, Marcelo Romero, es que la gente pueda capacitarse en esta materia para evitar este tipo de situaciones tan hirientes como el grooming, que es un puente hacia delitos mucho más graves.


RP.- Hay otro caso de un médico que también fue detenido por tenencia y distribución de pornografía infantil.

En este caso se trata también de un médico de vasta trayectoria de la ciudad de Buenos Aires que no solamente acopiaba y distribuía material sexual infantil, sino también está acusado de producirlo.

Este profesional de la salud captaba niños en situación de calle para llevar a cabo dichas producciones. Si bien esto está en etapa de investigación, en primera instancia coincide con sectores del departamento de esta persona.

Los  chicos sufren un doble daño, por un lado el abuso y por el otro que ese material queda en la web para siempre. Hemos visto casos donde el niño crece, se desarrolla y se convierte en una persona mayor y se encuentra, o puede encontrarse, con estas imágenes  y vuelve a ser víctima de toda esa situación; no hay forma de eliminarlo completamente de internet porque quien lo bajó puede volver a subirlo en un futuro.

Las penas para este tipo de delitos, que generan un daño irreversible, siguen siendo muy bajas. Si bien la prevención es muy posible por el conocimiento que se está teniendo, realmente tenemos que tener en cuenta que el delincuente sexual generalmente reincide en el 83 por ciento, en promedio. A pesar de eso, es sometido a un juicio abreviado permitiendo que este tipo de persona esté en libertad en muy poco tiempo.

RP.- ¿Cuántos años de cárcel se le puede dar a una persona así, en Argentina?

Si es solamente consumo, la pena máxima es de un año de prisión; en cuanto a la producción, comercialización y distribución, como en este caso, pueden tener penar de hasta ocho años de cárcel, con posibilidad de algún agravante. En el caso de juicios abreviados, el delincuente puede pactar con el fiscal de la causa y conseguir la libertad, tal vez, en cuatro años.

Una persona peligrosa, con altos niveles de reincidencia en este tipo de delitos puede quedar libre en muy poco tiempo. En los casos de abuso sexual, como es la producción de pornografía infantil explícita, las penas son más altas y pueden llegar a los treinta años de prisión.

RP.- ¿De dónde provino el alerta para este caso?

En este caso llegó de Canadá; se manda el alerta, se actúa rápidamente con allanamientos, material secuestrado y la persona detenida. Este combate se realiza con prevención y código penal.

La cantidad de denuncias y de causas abiertas por este tipo de delitos son muchísimas, se han multiplicado por cien porque antes estos delincuentes podían consumir sin ningún tipo de pena porque no existía, en el código penal, la figura de tenencia de pornografía infantil.

Las agencias internacionales han avanzado mucho en material de investigación. La tecnología les puede servir a los delincuentes para mantener el anonimato, pero es una gran aliada para los investigadores para dar con estas personas, detenerlas y conseguir la prueba necesaria para condenarlos, lo que la convierte en un arma de doble filo.

Hay que prevenir a los niños de este tipo de situaciones; toda conversación que empieza, a través de un chat, con un desconocido que lo quiere llevar al terreno físico debe ser sospechada. (www.REALPOLITIK.com.ar)

miércoles, 26 de junio de 2019

Sector público tendrá nuevas herramientas para combatir explotación sexual en Internet

Alguien utiliza una computadora en su casa

Se trata del Kit eMentores, una serie de recursos gráficos e infografías con información útil para familias; de esta forma, se reducirían los riesgos en línea para niñas, niños y adolescentes.
El kit cuenta con recursos ya terminados como imágenes para sitios web y redes sociales, folletos desplegables y afiches para colocar en sitios físicos o publicidad externa.
Los recursos, que son una guía para prevenir violencia sexual en Internet, también están disponibles para las familias en el sitio www.eMentores.org, un curso en línea destinado a madres, padres y personas menores de edad, para un uso seguro de las redes.
El kit es una alianza de varias instituciones públicas con la Fundación Paniamor.
“Debemos evitar que las políticas públicas se conviertan en poesía, cosas que suenan muy bonito, pero que a la hora de accionar, son muy complejas. Creo que una de las cosas fundamentales es que cuando generemos políticas, se vean reflejadas en objetivos y realizaciones concretas”, dijo Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia y Tecnología.

miércoles, 10 de abril de 2019

Supervisión de los padres, un arma contra el ciberacoso

El creciente uso de las redes por los menores prende las alarmas de los peligros que esto representa.
Si es difícil para un adulto tener el control del contenido que recibe en sus redes sociales, lo es mucho más para un niño o un adolescente, sobre todo cuando esta información o sus contactos le representen un peligro. Ante esta situación muchos padres prefieren que sus hijos no tengan acceso a estos sitios hasta no tener una edad adecuada como lo recomiendan algunos especialistas.
Sin embargo, un estudio de la Universidad de Eafit y TigoUne, como parte de la campaña “En Tic confío” del Ministerio de Tecnologías  de la Información y las Comunicaciones de Colombia, reveló que en el país el 84% de los niños y jóvenes entre 9 y 16 años ya tienen perfiles en las principales redes sociales, a pesar de que estas solo permiten su apertura a partir de los 13 años.
Precisamente estas cifras se aplican al reciente caso que se conoció en Barranquilla, donde una menor de 11 años fue víctima de insinuaciones sexuales por un hombre de 33 años. Su mamá supo de la situación porque administraba la cuenta de Facebook de su hija y vio los mensajes que hoy tienen al sujeto enfrentado a un proceso penal por demanda de explotación sexual con menor de 18 años.
 El papá de la menor relató que “todo comenzó por el contacto de una amiguita”. “Esa niña le envió esa proposición a nuestra hija y como ella nos tiene confianza nos mostró, luego empezaron a llegar varios mensajes de invitaciones sexuales, proposiciones terribles, pero mi mujer tuvo la sangre fría para seguirle el juego y desenmascararlo”, dijo el padre.
La mamá de la niña logró obtener fotos y videos del acosador y este fue capturado por las autoridades.
El acercamiento
 Una encuesta realizada en www.elheraldo.co arrojó que el 58% de los padres respondieron que tienen control sobre las redes sociales de sus hijos menores de 14 años, mientras que el 42% dijo que no lo hacía; sin embargo, ¿cómo saber qué es suficiente control?
Para la psicóloga especialista en familia Claret Jiménez, “el padre debe ser veedor todo el tiempo de con quién habla el  menor”. “Sabemos que en este tipo de redes entran muchas publicaciones e imágenes y es importante que acompañen a sus hijos cuando estén chateando o buscando un video de YouTube”.
Jiménez agrega que “realmente el menor no puede tener privacidad porque está aprendiendo cómo manejarse en la sociedad”
“¿Qué hubiese pasado si los padres de estos niños que han descubierto que estaban siendo acosados no se hubieran dado cuenta?, seguramente hoy serían víctimas de abuso sexual”, señala la psicóloga.
La especialista señala que el lenguaje con el que se explique la situación al menor también es importante pues es necesario investigar qué tanto conocimiento tiene y luego corregir y advertir usando un lenguaje asertivo sin regañar o imponer, pero acorde a la realidad. 
Sobre la edad para hacerlo, la psicóloga familiar alega que se ha encontrado con casos de jóvenes de 16 años que mentalmente no son maduros, “así que esto depende del comportamiento que el joven demuestre”. 
Los riesgos
 A nivel nacional, solo en el mes de marzo de 2019, la Dijin de la Policía dio orden de bloqueo a 78 sitios web, para un total de 15.933 con material de abuso sexual infantil bloqueadas desde la puesta en marcha de la línea ‘Te Protejo’, trabajada con Red PaPaz. 
Esta misma línea lleva ya 3.472 denuncias en lo que va del año por acoso sexual. El año pasado se presentaron 12.060, un aumento considerable en comparación con el 2017 que registró 8.991.
Las redes más usadas son Facebook y WhatsApp y el estudio realizado por “En Tic confío” con 485 niños y jóvenes también revela que el 12% ha sido víctima de ciberacoso,  y el 20% dijo que ha recibido mensajes con contenido sexual.
Protección
 El 79% de los jóvenes encuestados señaló que saben cómo bloquear este tipo de contenidos, personas e insinuaciones; el  51% sabe hacer ajustes para proteger su privacidad; 49% puede bloquear publicidad y correos no deseados, y 38%, dijo que conoce las características de privacidad del navegador.
Para los padres hay varias medidas que pueden utilizarse como la mediación parental por medio de aplicaciones y charlas. Algunas de las apps más usadas son Qustodio, que tiene también una versión para instituciones educativas, o Secure Kids, además de las herramientas de los antivirus. 

jueves, 7 de marzo de 2019

Abuso sexual de niños, tabú en la extinta Alemania comunista

Ocurre tanto en sociedades libres como en dictaduras. Pero en el este de Alemania (RDA), el abuso sexual a menores fue ocultado por razones ideológicas. Según un informe, las víctimas siguen sufriendo por lo ocurrido.
    
Symbolbild Kindermissbrauch (picture-alliance/dpa/D. Bockwoldt)
Ronald tenía doce años y le encantaban los ferrocarriles. La oferta recreativa de la organización pionera Ernst Thälmann le venía como anillo al dedo: Allí se le permitió participar en un proyecto como inspector de boletos. Le gustaba mucho, poder estar allí, se recuenta en el estudio sobre el abuso sexual a menores en la RDA, presentado este miércoles (5.3.2019) en Berlín. Ronald vivió pronto un infierno. Durante tres años, el niño fue brutalmente violado por un colaborador del proyecto.
Lo que el menor sufrió en el este de la entonces Alemania dividida, podría haberle sucedido también en el oeste, porque las circunstancias que permiten el abuso no son una cuestión del sistema político: se produce un abuso de la confianza. Los criminales pueden ser sus propios padres, maestros en las escuelas, supervisores en clubes deportivos o Iglesias. Sin embargo, hubo una enorme diferencia entre la parte oriental y la occidental: en la RDA, el abuso sexual infantil fue un tabú, porque dañaba la imagen de la persona socialista supuestamente superior.
Las estadísticas de delincuencia han sido manipuladas
Por razones ideológicas, el crimen era apenas registrado estadísticamente o publicado. Así, el régimen trató de dar la impresión de que el socialismo creaba una "sociedad libre de delitos", dice Cornelia Wustmann. La profesora y pedagoga social participó en el estudio y desde enero dirige la red de investigación "Torgau - Educación en el hogar y en hogares especiales de la RDA". Según el estudio, el encubrimiento de actos criminales originó que la violencia sexualizada "al igual que el maltrato infantil y el infanticidio, prácticamente no existía".
Las reacciones de las víctimas fueron entonces como en cualquier otra sociedad: sentimientos de vergüenza y culpa. Ninguna posibilidad de hablar sobre sexualidad. Falta de confianza para revelarse ante los adultos. Ronald lo expresó de la siguiente manera: "Realmente no tenía a nadie con quien hablar. Mi padre podría haber sido alguien con quien hablar, pero estaba muy poco en casa".
Correccional de menores Jugendwerkhof Torgau.
Tras estos muros, se intentó en la RDA reeducar a los menores ideológicamente.
"Violencia organizada" en el hogar infantil de Torgau
El informe recién publicado se basa en 29 declaraciones escritas de víctimas cuyos nombres han sido cambiados. Casi dos tercios de los afectados son mujeres. Los informes actuales no son representativos estadísticamente hablando, enfatiza el equipo de autores del informe. Particularmente útil fue una visita al centro correccional de menores"Geschlossener Jugendwerkhof Torgau”. Corinna Thalheim pasó varios meses en 1985 en ese centro. Su "crimen" fue, como ella misma dice: "pasar unos días sin acudir a la escuela". Ese "hogar” lo experimentó como "violencia organizada" con un solo propósito: "quebrar la voluntad de los niños".
Hoy, Corinna Thalheim está involucrada, entre otras cosas, en la iniciativa "Bent Souls", el único grupo de autoayuda de víctimas de abuso sexual en hogares de la RDA. Ella exige más apoyo financiero y médico por parte del Estado. Muchas personas afectadas vivían casi "al límite de la pobreza". El hecho de que la mayoría de las víctimas no reciba fondos de la Ley de Compensación de Víctimas se debe a la falta de regulaciones legales.
"El silencio continúa hoy"
Esta es una de las razones por las que la Comisión Independiente para la Evaluación del Abuso Sexual a Menores apoya las demandas de las víctimas. Entre otras cosas, se necesitan más terapia y opciones de asesoramiento, dijo la exministra Federal de Asuntos Familiares, Christine Bergmann. La socialdemócrata es miembro de dicha comisión. "El silencio funcionó durante mucho tiempo y continúa hasta hoy”, subraya. El estudio actual también debería alentar a otros afectados a "romper el tabú del silencio".
Los afectados exigen además que se elimine el plazo de prescripción para el abuso sexual a fin de mantener abiertos los procedimientos penales. Hasta ahora solo dos víctimas han denunciado a los presuntos autores. En ambos casos, ninguno fue condenado.
(rmr/jov)
Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

Imponen medidas de coerción a dos hombres implicados en pornografía infantil

PUERTO PLATA, RD.- La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esta provincia impuso tres meses de prisión preventiva a José Noel Bidó Espinal en el Centro de Corrección y Rehabilitación San Felipe de esta localidad y una garantía económica de RD$30 mil en efectivo y presentación periódica ante el Ministerio Público de esta jurisdicción a Leury Leonardo Molina Peralta, quienes están acusados de incurrir en distintos hechos en pornografía infantil.
El Ministerio Público le atribuye al imputado Bidó Espinal la violación de la Ley No. 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología y el Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes que sancionan la utilización en pornografía de menores de edad, su producción, adquisición, posesión intencional de pornografía infantil y violación al derecho y a la protección de la imagen de los niños, niñas y adolescentes.
En tanto, que en el caso del imputado Molina Peralta el órgano persecutor lo vincula con el atentado sexual contra niños, niñas y adolescentes, mediante la utilización de un sistema de información, así como al abuso psicológico y sexual contra los NNA, en violación a las referidas leyes.
Durante la audiencia para la imposición de medidas de coerción el Ministerio Público presentó distintas pruebas documentales, ilustrativas, y testimoniales que vinculan a los imputados con los hechos por los que son procesados.
En el caso de Bidó Espinal, la instancia con la solicitud de medidas de coerción establece que durante la investigación se determinó que éste imputado, utilizando diferentes direcciones IP, se dedicó a compartir y descargar material con contenido de pornografía infantil.
Mientras que con relación a Molina Peralta, señala que utilizando mensajes privados de textos aparece ejerciendo un atentado sexual contra una adolescente de 13 años de edad a través de red social, por medio de la cual le invita a realizar actividades sexuales.
Al dar a conocer la información a través de un comunicado de prensa, el Ministerio Público manifestó su disposición y el compromiso de garantizar la integridad de los niños, niñas y adolescentes, destacando que procurarán sanción por los referidos delitos.
“Poner fin a la violencia contra los niños es una cuestión urgente…
Para convertirse en una prioridad, la eliminación de la violencia contra los niños
necesita grandes cualidades políticas y un gran apoyo de la sociedad civil.”
Los adultos también deben ser usuarios de internet, conscientes y responsables y saber
dónde pueden reportar casos de pornografía infantil que fueran reportados. En el Reino
Unido, la Internet Watch Foundation, hace un seguimiento de quejas sobre material ilegal en
internet (www.iwf.org.uk). En los Estados Unidos, se puede denunciar
• la pornografía en línea en el sitio www.cybertipline.org, sitio que también es monitoreado por
el Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados. Existe un sitio web,
www.inhope.org, donde cualquier individuo puede hacer denuncias de cualquier país, en el
lenguaje de ese país. La responsabilidad de detener a los depredadores en línea es de toda la
comunidad internacional y la gente pueden hacer realmente la diferencia.