martes, 26 de mayo de 2015

¿Qué no es el ciberbullying?


Por tanto tiene que haber menores en ambos extremos del ataque para que se considere ciberbullying: si hay algún adulto, entonces estamos ante algún otro tipo de ciberacoso.
Tampoco se trata de adultos que engatusan a menores para encontrarse con ellos fuera de la Red o explotar sus imágenes sexuales. Aunque hay veces en que un/a menor comienza una campaña de ciberbullying que puede acabar implicando a adultos con intenciones sexuales.

¿Cuándo estamos ante un caso de ciberbullying?

Estamos ante un caso de ciberbullyingcuando un o una menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro/a mediante Internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.
Según el Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por los menorespublicado por el INTECO en Marzo de 2009 el ciberbullying se define como acoso entre iguales en el entorno TIC, e incluye actuaciones de chantaje, vejaciones e insultos de niños a otros niños..

¿Qué tiene que ver el ciberbullying con el bullying o acoso escolar?

No son tan similares como podría pensarse. En ambos se da un abuso entre iguales pero poco más tienen que ver en la mayoría de los casos. El ciberbullying atiende a otras causas, se manifiesta de formas muy diversas y sus estrategias de abordamiento y consecuencias también difieren. Sí es bastante posible que el bullying sea seguido de ciberbullying. También es posible que el ciberbullying pueda acabar también en una situación de bullying, pero desde luego esto último sí que es poco probable.

¿Por qué es especialmente grave el ciberbullying?

El anonimato, la no percepción directa e inmediata del daño causado y la adopción de roles imaginarios en la Red convierten al ciberbullying en un grave problema.

Sinónimos

Además de la adaptación del neologismo inglés (cyber-bullying) se utilizan en castellano otros términos para denominar al ciberbullying, combinando el prefijo ciber- o los adjetivos online o virtual con las palabras matonajematoneo o abuso, asociadas con la denominación de matones o abusones para los que efectúan el bullying. Así podemos encontrarnos con los siguientes sinónimos de ciberbullyingciberabuso, cibermantonaje, cibermatoneo; abuso online, mantonaje online, matoneo online; abuso virtual, matonaje virtual, matoneo virtual. Además, en inglés también se utilizan e-bullying y online bullying.

¿Cómo se manifiesta el ciberbullying?

Las formas que adopta son muy variadas y sólo se encuentran limitadas por la pericia tecnológica y la imaginación de los menores acosadores, lo cual es poco esperanzador. Algunos ejemplos concretos podrían ser los siguientes:
  • Colgar en Internet una imagen comprometida (real o efectuada mediante fotomontajes) datos delicados, cosas que pueden perjudicar o avergonzar a la víctima y darlo a conocer en su entorno de relaciones.
  • Dar de alta, con foto incluida, a la víctima en un web donde se trata de votar a la persona más fea, a la menos inteligente… y cargarle de puntos o votos para que aparezca en los primeros lugares.
  • Crear un perfil o espacio falso en nombre de la víctima, en redes sociales o foros, donde se escriban a modo de confesiones en primera persona determinados acontecimientos personales, demandas explícitas de contactos sexuales…
  • Dejar comentarios ofensivos en foros o participar agresivamente en chats haciéndose pasar por la víctima de manera que las reacciones vayan posteriormente dirigidas a quien ha sufrido la usurpación de personalidad.
  • Dando de alta la dirección de correo electrónico en determinados sitios para que luego sea víctima de spam, de contactos con desconocidos…
  • Usurpar su clave de correo electrónico para, además de cambiarla de forma que su legítimo propietario no lo pueda consultar, leer los mensajes que a su buzón le llegan violando su intimidad.
  • Provocar a la víctima en servicios web que cuentan con una persona responsable de vigilar o moderar lo que allí pasa (chats, juegos online, comunidades virtuales…) para conseguir una reacción violenta que, una vez denunciada o evidenciada, le suponga la exclusión de quien realmente venía siendo la víctima.
  • Hacer circular rumores en los cuales a la víctima se le suponga un comportamiento reprochable, ofensivo o desleal, de forma que sean otros quienes, sin poner en duda lo que leen, ejerzan sus propias formas de represalia o acoso.
  • Enviar menajes amenazantes por e-mail o SMS, perseguir y acechar a la víctima en los lugares de Internet en los se relaciona de manera habitual provocándole una sensación de completo agobio.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

lunes, 18 de mayo de 2015

Redes Sociales: El hábitat de los pedófilos

redes_sociales_habitat_de_pedofilos
Ocho de cada diez menores sufren o han sufrido alguna experiencia que los vincula con abusadores. La naturalización de ciertas prácticas los vuelve vulnerables al ataque de quienes se mueven como pez en el agua, celular en mano.
Acosados, molestados, perseguidos y hasta agredidos. Los reportes de quienes tuvieron esas experiencias van en ascenso, casi en sintonía con las estrategias utilizadas por los pedófilos para contactarlos.
El dato que aporta la ONG Alerta Vida no solo indaga sobre los vacíos legales en que estos pervertidos actúan para tentar a menores. También, sobre el desigual avance tecnológico y sus correspondientes filtros para asegurar un mínimo de privacidad en medio de la verborragia adolescente que se destila por las redes sociales.
Con un enfoque orientado a las familias y las escuelas, esta organización busca generar conciencia respecto de los riesgos de navegar por Internet ante la mirada oscura y omnisciente de aquellos que dedican horas a «cazar» víctimas. Presencias de la que se sabe, solo en Argentina tienen más de cien mil perfiles abiertos en Facebook.
Por carecer de estos controles, muchos de los nuevos celulares inteligentes dejan a la deriva a sus usuarios; mismos que, según Rachel Holway, resultan plausibles de ser abordados ante el menor posteo. A tal punto que «los chicos toman como normal haber tenido algún tipo de comunicación con un pedófilo, lo que no sucedía en años anteriores».
Recargados
«Lo que vemos es que los adultos se desinteresan completamente de la actividad de los chicos cuando navegan. Y los pedófilos saben esto, entonces los contactan todo el tiempo. Aprovechan esa vulnerabilidad», explica la titular de Alerta Vida para luego destacar que la información difundida por estas redes puede ser fácilmente «levantada» a través de buscadores como Google, Yahoo u otros específicos.
Peor aún si estos mensajes se realizan por WhatsApp: «Es lo más peligroso. Hoy no tenemos forma de controlar la pedofilia por este medio», razona.
Con la misma lógica, a comienzos del 2015 Brasil puso en discusión el alcance de este servicio de mensajería instantánea. «Sabemos que WhatsApp es usado para crímenes como pedofilia, asaltos y tráfico de drogas. El aplicativo sirve como facilitador en un ambiente virtual para crímenes cometidos en ambientes comunes», sostuvo el delegado de la policía civil de Piauí, y uno de los responsables por la operación que culminó en el pedido de bloqueo del App más popular.
El intercambio de imágenes y las conversaciones sobre encuentros sexuales con menores de edad forman parte de estas nuevas estrategias que preceden al ataque sexual. «El pedófilo hoy se esconde en las redes, antes esa misma gente se presentaba al colegio…», explica la mujer.
En sus años de experiencia como integrante de lo que asume fue en el 2010 «el movimiento antipedófilo más grande de la historia de la humanidad», Holway rompe con el imaginario popular cuando afirma que «el que abusa en la casa abusa en las redes y viceversa. La gran mayoría de los casos investigados son heterosexuales casados. En general, en las cacerías de los pedófilos hay 98 hombres en pareja y dos mujeres».
Y avanza: «No hay abusador que no haya sido abusado, no es mito sino realidad. Pero eso no significa que el niño abusado vaya a ser abusador. Se trata de personas cuyas familias no les creyeron, no los protegieron, y en el fondo lo que buscan es transferir el dolor inmenso que tienen. En cambio, los chicos que son asistidos se transforman en protectores, los que más ayudan. El creerle a un niño es lo principal, porque si no estamos criando a un futuro criminal».
Según la especialista, «todo se revierte con educación»; pero cuando se ha cruzado esa barrera, lo que sigue es la castración química.
«Hace años que presentamos un proyecto que ya es ley en Mendoza y en muchos países del mundo. La castración y el kit de control satelital con la implantación de un chip que vale un dólar. Hoy se gastan fortunas en pulseras elecromagnéticas que no sirven para nada porque se las sacan; sin embargo hay legisladores que dicen que con esto se viola la Constitución Nacional. Por desgracia tenemos que lidiar con una justicia que debería ser más competente», concluyó.
Lic. Lorena Moix

martes, 12 de mayo de 2015

Unicef lanza campaña sobre riesgos para los niños al usar dispositivos móviles.



El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) presentó una campaña denominada Stand Up Mobile para concienciar sobre el uso de dispositivos móviles por parte de menores de edad y promover para ellos un entorno más seguro, informó la oficina regional del organismo humanitario con sede en Panamá.
La campaña de Unicef y la asociación GSMA, integrada por operadores y compañías móviles, consiste en monólogos humorísticos para fomentar la protección en línea de niños y niñas, con el apoyo del canal de televisión estadounidense Comedy Central, que ya lo incluyó en su programación para Latinoamérica.
Su formato tiene el estilo de las comedias en vivo (‘stand up comedy’), que retratan situaciones reales que sirven de ejemplo para mostrar que el uso de un teléfono celular puede ser divertido, pero también puede suponer una serie de riesgos para la niñez.
Desde el pasado jueves y de manera semanal, se presentarán en Comedy Central tres monólogos protagonizados por los comediantes Ricardo Quevedo (Colombia), Juan Barraza (Argentina) y Fabrizio Copano (Chile), quienes han contribuido con este proyecto.
El jefe regional de Alianzas y Sector Privado de Unicef en América Latina y el Caribe, Stefan Stefansson, alertó de que cada vez es más fácil que quienes tienen la intención de hacer daño a niños y niñas encuentren víctimas en línea y lleguen hasta ellos con solo un ‘clic’ de distancia.
“Los contenidos relacionados con abuso sexual infantil son muchísimos y pueden ser hospedados en cualquier parte del mundo”, afirmo Stefansson.
La iniciativa servirá para difundir en la región las Directrices para la Industria de Protección de la Infancia en Línea, elaboradas por el Unicef junto con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y la colaboración de la GSMA, según indicó el organismo de Naciones Unidas.
Las directrices son recomendaciones y propuestas que pretenden comprometer a los operadores de telefonía móvil a establecer programas y procesos para salvaguardar y promover los derechos de los niños y las niñas en el entorno digital.
Colaborar con organizaciones sociales, promover líneas de ayuda para niños y adolescentes(‘helplines’), realizar concienciación contra el ciber-acoso), facilitar sistemas para bloquear y denunciar contenidos de abuso infantil en línea, son algunas de las acciones que estas empresas pueden aprender, según un comunicado de Unicef.
La propuesta cuenta con la dirección creativa de la agencia de publicidad BasevichCrea y pretende llegar a los ejecutivos más importantes de la industria móvil, al sector privado, a los padres y madres de familia, y a niños y jóvenes que utilizan celulares y otros dispositivos para comunicarse.

viernes, 8 de mayo de 2015

Unicef lanza campaña sobre riesgos para infancia al usar dispositivos móviles


El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) presentó hoy la campaña "Stand Up Mobile" para concienciar sobre el uso de dispositivos móviles por parte de menores de edad y promover para ellos un entorno más seguro, informó la oficina regional del organismo humanitario con sede en Panamá.
La campaña de Unicef y la asociación GSMA, integrada por operadores y compañías móviles, consiste en monólogos humorísticos para fomentar la protección en línea de niños y niñas, con el apoyo del canal de televisión estadounidense Comedy Central, que ya lo incluyó en su programación para Latinoamérica.
Su formato tiene el estilo de las comedias en vivo ('stand up comedy'), que retratan situaciones reales que sirven de ejemplo para mostrar que el uso de un teléfono celular puede ser divertido, pero también puede suponer una serie de riesgos para la niñez.
A partir de hoy y de manera semanal, se presentarán en Comedy Central tres monólogos protagonizados por los comediantes Ricardo Quevedo (Colombia), Juan Barraza (Argentina) y Fabrizio Copano (Chile), quienes han contribuido con este proyecto.
El jefe regional de Alianzas y Sector Privado de Unicef en América Latina y el Caribe, Stefan Stefansson, alertó de que cada vez es más fácil que quienes tienen la intención de hacer daño a niños y niñas encuentren víctimas en línea y lleguen hasta ellos con solo un 'clic' de distancia.
"Los contenidos relacionados con abuso sexual infantil son muchísimos y pueden ser hospedados en cualquier parte del mundo", afirmo Stefansson.
La iniciativa servirá para difundir en la región las Directrices para la Industria de Protección de la Infancia en Línea, elaboradas por el Unicef junto con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y la colaboración de la GSMA, según indicó el organismo de Naciones Unidas.
Las directrices son recomendaciones y propuestas que pretenden comprometer a los operadores de telefonía móvil a establecer programas y procesos para salvaguardar y promover los derechos de los niños y las niñas en el entorno digital.
Colaborar con organizaciones sociales, promover líneas de ayuda para niños y adolescentes ('helplines'), realizar concienciación contra el ciber-acoso), facilitar sistemas para bloquear y denunciar contenidos de abuso infantil en línea, son algunas de las acciones que estas empresas pueden aprender, según un comunicado de Unicef.
La propuesta cuenta con la dirección creativa de la agencia de publicidad BasevichCrea y pretende llegar a los ejecutivos más importantes de la industria móvil, al sector privado, a los padres y madres de familia, y a niños y jóvenes que utilizan celulares y otros dispositivos para comunicarse.

miércoles, 29 de abril de 2015

Proteger al menor, tarea de todos.

La lucha contra los delitos de abusos sexuales a menores en internet es compleja; las técnicas utilizadas por los abusadores son cada día más sofisticadas y, en consecuencia, los riesgos para los menores internautas aumentan. A esto se une que los menores que se sienten intimidados no siempre denuncian la situación.
Debe, además, destacarse que las medidas existentes hasta la fecha, tales como el control parental, la calificación de contenidos y la denuncia de contenidos ilícitos y nocivos no están obteniendo los resultados esperados, y los daños causados -cuando se producen en Internet- persisten en el tiempo, pues los contenidos quedan disponibles sin restricción para que cualquiera pueda verlos, lo que añade una dificultad adicional, como es la de enfrentarse a un riesgo constante de que las víctimas sean estigmatizadas y humilladas una y otra vez. 
No podemos obviar que cuando navegamos por internet dejamos un rastro de nuestra información en foros, redes sociales, operaciones de comercio electrónico, etc., que combinada da como resultado un perfil de la personalidad del individuo. Esta circunstancia es aprovechada por los delincuentes para detectar personalidades vulnerables. A lo que se añade que, según información de organizaciones no gubernamentales sobre páginas web con contenidos relacionados con abusos de menores, más del 80% de las víctimas son menores de 10 años.
La explotación sexual de menores y la pornografía infantil, constituyen graves violaciones de los derechos fundamentales y, en particular, de los derechos del niño a la protección y a los cuidados necesarios para su bienestar, tal como establecen la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño de 1989 y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.
Esta inquietud y el mandato europeo ha llevado al legislador español a modificar, el 30 de marzo de 2015, la regulación penal de dichas situaciones, en busca de nuevas fórmulas de protección de los menores frente a los abusos sexuales cometidos a través de internet u otros medios de telecomunicación, ante la facilidad de acceso y el anonimato que estos proporcionan.
La principal novedad que ofrece la citada modificación es la elevación de la edad para poder prestar el consentimiento para realizar actos sexuales, que pasa de trece a dieciséis años. De este modo, todo acto sexual con un menor de dieciséis años es un hecho delictivo, salvo que se trate de relaciones consentidas con una persona próxima al menor por edad y grado de desarrollo o madurez.
La nueva redacción del Código Penal recoge en el artículo 183 ter del Código Penal dos conductas delictivas en la lucha contra los abusos sexuales a menores en internet:
A)El que a través de internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de dieciséis años y proponga concertar un encuentro con el mismo a fin de cometer cualquiera de los delitos descritos en los artículos 183 y 189, siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales encaminados al acercamiento.
Este supuesto es el caso de delito de grooming que se define como el proceso por el cual una persona, de manera deliberada, se hace amigo de un niño o establece una relación o un control emocional sobre el menor, a través de medios informáticos, para tener contacto sexual en línea y/ o un encuentro físico con ellos, con el objetivo de cometer abuso sexual.
«La lucha no puede pasar sólo por castigar conductas delictivas, sino que debe proteger y garantizar un entorno seguro a los niños»
La reforma llega en el mismo momento en que el Tribunal Supremo condena por grooming en la Sentencia 823/2015 de 24 de febrero.
La sentencia analiza de manera ilustradora el delito de grooming indicando:
Se trata de un delito de peligro pues no castiga una lesión sino la puesta en peligro de la indemnidad sexual del menor de 16 años (13 años antes de la reforma). Se castiga la conducta que busca la verificación de una relación sexual con el menor de 16 años que sería en todo caso delictiva, exista o no violencia o intimidación, dado que, aun en su ausencia, dada la irrelevancia del consentimiento del niño, los hechos supondrían un abuso sexual.
·Para la existencia del delito se requiere:
·un contacto por medio tecnológico de con un menor de 16 años para su captación. 
·por otra proponer un encuentro para cometer cualquiera de los delitos descritos en los arts. 183 a 189. La consumación se conseguirá cuando la cita propuesta por el delincuente fuese aceptada por el menor y se inician actos encaminados a que se ejercite la misma.
·y por último, la realización de actos materiales encaminados al acercamiento, esto es actos que pretenden ganarse la confianza del menor y que deben repercutir y reflejarse más allá del mundo digital.
·la voluntad de cometer cualquiera de los delitos de los arts. 183 y 189 que comprenden ataques a la indemnidad sexual de menores de 16 años.
·El desconocimiento de la edad del menor no es suficiente para la exculpación, sino que ha de ser probado en base a alguna circunstancia excepcional.
·El grooming se castigará, como tal, sólo cuando no se haya llegado a materializar efectivamente la conducta sexual.
B)El que a través de internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de dieciséis años y realice actos dirigidos a embaucarle para que le facilite material pornográfico o le muestre imágenes pornográficas en las que se represente o aparezca un menor.
Este segundo supuesto es una novedad en el Código Penal español, y se refiere a la explotación de imágenes relacionadas con pornografía infantil y la exposición a este tipo de material. En mi opinión siendo positivo el avance legislativo, no utiliza de manera correcta la terminología; no deberíamos hablar de material pornográfico o pornografía infantil sino material relacionado con el abuso sexual a menores, que se trata de un concepto más amplio y que recoge de manera más fiel la gran variedad de supuestos existentes. 
Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado tienen dificultades para encontrar pruebas digitales porque los delincuentes usan técnicas de cifrado y redes servidores y redes sofisticadas que les garantizan el anonimato.
Ahora bien la lucha no puede pasar solo por castigar conductas delictivas, sino que el objetivo debe ser salvaguardar a los niños y garantizarles un entorno seguro para su desarrollo. Para ello, se deberían implementar, entre otras, acciones preventivas:
-Medidas educativas y formativas obligatorias para niños, padres y educadores sobre el acceso de menores a contenidos ilegales y para que no caigan en el engaño de ciberdepredadores de la red.
-Aumentar el intercambio leal de información entre fuerzas y cuerpos de seguridad, autoridades judiciales, proveedores de servicios de la información y organizaciones no gubernamentales en la defensa de los menores.
-Eliminación rápida de todo el contenido ilícito
-Facilitar la denuncia y el apoyo al menor y su familia.
-Creación de nuevas herramientas e instrumentos para la investigación, rastreo y procesamiento de autores de estos delitos a través de proyectos como ASASEC (Advisory System Against Sexual Exploitation of Children) que tiene como objetivo el desarrollo de una solución tecnológica innovadora que mejore los medios técnicos actuales en la lucha contra la pornografía infantil a nivel internacional o proyectos como la base de datos internacional de imágenes de explotación sexual de menores INTERPOL, Sexual Exploitation Image Database (ICSEDB).
Es una responsabilidad de toda la sociedad preservar el derecho del menor a su pleno desarrollo y formación y socialización del menor, así como su libertad sexual futura, y a su integridad moral.

María José Santos es coordinadora del Departamento Jurídico del Instituto Nacional de Ciberseguridad

lunes, 27 de abril de 2015

Más de cuatro mil sitios de pornografía infantil en los últimos cinco años:



En los últimos cinco años se han detectado en México más de cuatro mil páginas de pornografía infantil en Internet y se calcula que actualmente está disponible en línea más de un millón de imágenes de menores de edad sometidos a abusos sexuales y explotación, aseguró la diputada perredista Verónica Juárez. 
En reunión de trabajo de la Comisión de Derechos de la Niñez, de la Cámara de Diputados, Juárez, quien preside dicha comisión, dijo que la prostitución, la pornografía y el turismo sexual de niñas, niños y adolescentes generan ganancias de 32 millones de dólares al año. 
"Eso explica el gran poder económico que tienen las mafias de pedofilia, más aún en México donde aprovechan la corrupción, incluso de jueces y ministerios públicos, para actuar impunemente", señaló. 
Aseguró que los pederastas tardan sólo 12 minutos en contactar a sus víctimas por Internet, induciéndolas a desnudarse o a mirar pornografía. 
La Secretaría de Seguridad Pública, indicó la legisladora, reportó que en México se registran altos índices de abuso sexual infantil, donde 77 por ciento de las víctimas son niñas entre 5 y 7 años de edad, quienes, en todos los casos, conocían al agresor, siendo de su círculo más cercano como hermanos, padrastros, tíos e incluso padres. 
Ante esta situación, la Comisión aprobó un punto de acuerdo en el que pide a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y a la Procuraduría General de la República (PGR) implementar la resolución aprobada por el Parlamento Europeo sobre la Lucha 
Contra el Abuso Sexual Infantil y las imágenes ilegales en internet.
Juárez refirió que señaló que el 5 de diciembre de 2012, la Comisaría Europea de Asuntos del Interior lanzó una convocatoria para conformar la Alianza Global Contra el Abuso Sexual Infantil en Línea, la cual pretende unir a los responsables de la toma de decisiones en el tema de infancia de todo el mundo, para identificar con mayor oportunidad y rapidez a los probables delincuentes, perseguirlos e implementar sanciones, así como ayudar a las víctimas. 
"Con esta alianza se pretende internacionalizar y reforzar los recursos nacionales para poner más delincuentes a disposición de la justicia internacional, e identificar a más víctimas de estos abusos, garantizando sus derechos", señaló la lgisladora. 
La Comisión también apobó un punto de acuerdo en el que pide a los titulares de la Secretaría de Educación Pública, de la Procuraduría General de la República y del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, llevar a cabo una campaña de prevención, orientación e información contra la conducta atípica denominada grooming. 
La diputada Karen Quiroga Anguiano dijo que el grooming es un término anglosajón que define las acciones que lleva a cabo un adulto por Internet para ganarse la confianza y amistad de un menor, haciéndose pasar por otro de la misma edad, con el objeto de pedirle imágenes o actos de contenido sexual o erótico para satisfacerse sexualmente. 
"Esta conducta se presenta constantemente en las redes sociales, chats, blogs, correos electrónicos o webcams y puede ser generador de otros delitos, incluso, ser parte de una red delictiva de pornografía infantil, trata de personas y prostitución", expresó. 
Las iniciativas serán prsentadas ante el pleno camaral la próxima semana.

viernes, 6 de marzo de 2015

Poco menos de 100 mil videos de pornografía infantil circulan eninternet.




Hay casi 600 mil fotografías y poco menos de 100 mil vídeos de pornografía infantil, que incluyen a niños de cero a tres años. Un verdadero horror mundial a través de internet, según los datos del Informe 2014 de la "Asociación Meter sobre los Crímenes contra la infancia", difundidos ayer en Italia y que revelan la dramática realidad del fenómeno "on line" de los abusos sexuales y maltrato de menores.



La Asociación Meter, fundada por el sacerdote italiano don Fortunato Di Noto, identificó 574 mil 116 fotografías de niños de tres a 13 años, divulgadas en internet, 95 mil 882 videos de menores de la misma edad y otros 621 de niños entre los cero y los tres años.

"El abuso virtual es un abuso real", subrayó en su informe la Asociación, agregando que se han descubierto "niños violados, en muchos casos sodomizados y torturados" y que las fotos "representan una muestra de las crueldades que sufren". A través de la policía internacional se han llevado a cabo delicadas investigaciones que han llevado al arresto de numerosas personas en varios países, con la acusación de detención y divulgación de material pornográfico infantil y de explotación sexual de menores.

La Asociación dispone de un "Observatorio Mundial Contra la Pedofilia", que en continuo contacto con las autoridades judiciales de los diferentes países, identifica y denuncia los 'sitios' de pornografía infantil.

En los últimos 11 años han sido señalados 120 mil 'sitios' en todo el mundo y según la Asociación Meter "se trata de un punto de partida, ya que la "oferta" pedófila ha descubierto un nuevo modo de comunicar por medio de otros canales que no son necesariamente los "sitios", es decir las redes sociales y los archivos telemáticos".

Según el informe, Europa es el continente con el récord negativo en 2014, con el 46.62 por ciento de los señalamientos. Le siguen África (24.67 por ciento), América (16.98 por ciento), Asia (12.93 por ciento) y Oceanía (1.8 por ciento).

A nivel de países, en Europa, el primer lugar de esta deplorable clasificación pertenece a Eslovaquia con 764 (61.41 por ciento), seguida por Rusia con 117 (9.92 por ciento), Montenegro con 96 (8.14 por ciento), y Letonia con 69 (5.85). El total de señalamientos en este continente fue de mil 179 "sitios" incriminados.

En África, prevalece Libia con 701 "sitios" (89.99 por ciento), adelante de Isla Mauricio con 77 (9.88 por ciento) y de Zambia con 1 (0.13 por ciento). El total fue de 779 señalamientos.

En América, en el primer lugar está Colombia con 492 (67.03 por ciento), seguida por el archipiélago de Georgia del Sur con 198 (26.98 por ciento) y Estados Unidos con 41 (5.59 por ciento). El total fue de 734.

En Asia, el país con más "sitios" denunciados fue Japón con 287 (70.34 por ciento), seguido por India con 113 (27.7 por ciento) y Micronesia con cuatro (0.99 por ciento). Total 408 'sitios'.

Finalmente, en Oceanía, el primer lugar lo tiene Nueva Zelanda con 39 (68.42 por ciento), seguida por Wallis y Futuna con cinco (8.77 por ciento), y Tukelau-Nueva Zelanda con cuatro (7.02 por ciento). Fueron señalados 57 "sitios".

La Asociación Meter advierte asimismo del "creciente riesgo" de las redes sociales. Y esto debido a que "permiten al pederasta suministrar falsa identidad, eliminando diferencias de edad o culturales, que normalmente ponen límites en las relaciones entre menores y adultos".

"En las redes sociales -se subraya- se pueden encontrar tres tipos de pederastas: el seductor, que es muy afectuoso y hace muchos regalos al niño, obteniendo el silencio del menor gracias a sus capacidades manipuladoras; el introvertido, que se comunica poco con los niños; y el sádico, que obtiene placer viendo sufrir física y psicológicamente, tiende trampas y utiliza la fuerza para secuestrar y matar a su víctima en los casos más extremos". También está el "voyeur", que es un pederasta y telemático, "que no abusa de los menores pero que obtiene material pornográfico infantil en la red o tramita el comercio clandestino de fotos y videos".

Última advertencia: "el pederasta no tiene la mirada del monstruo, sino que es fácil verlo y considerarlo como una persona común. Muy a menudo es de sexo masculino y con fantasías enfermas e irrefrenables". 
“Poner fin a la violencia contra los niños es una cuestión urgente…
Para convertirse en una prioridad, la eliminación de la violencia contra los niños
necesita grandes cualidades políticas y un gran apoyo de la sociedad civil.”
Los adultos también deben ser usuarios de internet, conscientes y responsables y saber
dónde pueden reportar casos de pornografía infantil que fueran reportados. En el Reino
Unido, la Internet Watch Foundation, hace un seguimiento de quejas sobre material ilegal en
internet (www.iwf.org.uk). En los Estados Unidos, se puede denunciar
• la pornografía en línea en el sitio www.cybertipline.org, sitio que también es monitoreado por
el Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados. Existe un sitio web,
www.inhope.org, donde cualquier individuo puede hacer denuncias de cualquier país, en el
lenguaje de ese país. La responsabilidad de detener a los depredadores en línea es de toda la
comunidad internacional y la gente pueden hacer realmente la diferencia.